Pon tu e-mail y recibe automáticamente el Boletín

Datos personales

Mi foto

Cuántas gratas noches he pasado, durante muchos años, en Avila, Cuenca, Toledo... observando y fotografiando el cielo, pues sólo conseguía hacerlo a más de 100 kilómetros de mi ciudad, Madrid. Un día me pregunté: es de verdad imposible ver y fotografiar el cielo, desde Madrid,en pleno centro de la ciudad?. Y me puse a trabajar en ello. Este Blog es el resultado. Espero que os guste, y sobre todo, poder transmitir a través del mismo que es fácil fotografiar el cielo desde los lugares con mayor contaminación lumínica, como es el centro de Madrid, y con equipos realmente sencillos. Solo es cuestión de ganas.


martes, 12 de noviembre de 2013

La Nebulosa del Caballo fotografiada desde Madrid



Datos técnicos de la fotografía:



§  Tomas fotográficas: 5 lights x 10 min + 4 dark x 10 min+4 Flats
§  Procesamiento imagen: Maxim DL5+ Deepskystacker + Photoshop CS5.
§  Equipamiento:
ü  Refractor Fluorita Takahashi FS-78
ü  Montura Orion Sirius EQ-G. SkyScan.
ü  CCD Luna 6.0 
ü  Sistema autoguiada con CCD Luna QhY 5 mono. Filtro H-Alfa
          
Datos astronómicos de la fotografía:


La nebulosa Cabeza de Caballo (Horsehead nebula en inglés) o Barnard 33 (B33), es una nube de gas fría y oscura, situada a unos 1.500 años luz de la Tierra, al sur del extremo izquierdo del Cinturón de Orión. Forma parte del Complejo de Nubes Moleculares de Orión, y mide aproximadamente 3,5 años luz de ancho. Esta nebulosa oscura es visible por contraste, ya que aparece por delante de la nebulosa de emisión IC 434. Por su forma es la más familiar de las nebulosas de absorción.  Podemos ver la situación de la fotografía en la carta celeste de la Constelación de Orión.
El color rojizo de la nebulosa de emisión se origina por la recombinación de los electrones con los protones de los átomos de hidrógeno. La estrella más brillante, situada a la izquierda de la nebulosa, es la popular Alnitak (ζ Orionis) del Cinturón de Orión. La forma inusual de Cabeza de Caballo fue descubierta por primera vez en una placa fotográfica a finales del siglo XIX por Williamin Fleming, en el Observatorio del Harvard College. El primero en incluir en un catálogo a la Nebulosa Cabeza de Caballo fue Edward Emerson Barnard de la Familia Barnard, en 1919.
En la fotografía también puede verse, la Nebulosa de la Flama, catalogada como NGC 2024, en la parte inferior izquierda. Recibe este nombre por su parecido con una hoguera. Un franja oscura de polvo interestelar absorbente se destaca en silueta contra el resplandor de la emisión del hidrógeno y, de hecho, oculta la verdadera fuente de energía de la Nebulosa de la Flama. Detrás de la franja oscura yace un cúmulo de estrellas jóvenes y calientes, vistas a longitudes de onda infrarrojas a través del polvo oscurecedor. Una estrella masiva joven de ese cúmulo es la fuente probable de la intensa radiación ultravioleta que ioniza el gas de hidrógeno de la Nebulosa de la Flama.

En la imagen también se aprecia la nebulosa NGC 2023, debajo de IC 434; es una nebulosa de reflexión, de ahí su característico color azulado. IC 431 aparece justo a la izquierda de la Nebulosa de la Flama. 
Esta maravillosa Nebulosa se encuentra en la misma constelación (Orión) que la famosa Nebulosa de Orion, cuya fotografía hemos aportado en nuestro Blog :

 
Nota Importante: los comentarios de datos astronómicos de los objetos fotografiados, contenidos en este Blog, están tomados de las siguientes fuentes de información:a) Fuente principal: Wikipedia, la Enciclopedia Libre (versión española). B) Fuentes complementarias: Observar el Cielo (Vol.I y Vol.II, David H.Levy); Fotografiar el Cielo (Vicente Aupi); Guía del Firmamento (Jose Luis Comellas); Guía de Campo de las Estrellas y los Planetas de los Hemisferios Norte y Sur (Jay M.Pasachoff); Manual de Observación y fotografía astronómica (Jean Lacroux y Denis Berthier).C) Fuentes y comentarios propios.

No hay comentarios:

Publicar un comentario