Pon tu e-mail y recibe automáticamente el Boletín

Datos personales

Mi foto

Cuántas gratas noches he pasado, durante muchos años, en Avila, Cuenca, Toledo... observando y fotografiando el cielo, pues sólo conseguía hacerlo a más de 100 kilómetros de mi ciudad, Madrid. Un día me pregunté: es de verdad imposible ver y fotografiar el cielo, desde Madrid,en pleno centro de la ciudad?. Y me puse a trabajar en ello. Este Blog es el resultado. Espero que os guste, y sobre todo, poder transmitir a través del mismo que es fácil fotografiar el cielo desde los lugares con mayor contaminación lumínica, como es el centro de Madrid, y con equipos realmente sencillos. Solo es cuestión de ganas.


martes, 12 de noviembre de 2013

La Nebulosa Norteamérica fotografiada desde Madrid



Datos técnicos de la fotografía:

§   Tomas fotográficas: 4 lights x 15 min + 1 dark x 15 min
§   Procesamiento imagen: Maxim DL5+ Deepskystacker + Photoshop CS5.
§   Equipamiento:
ü  Refractor Fluorita Takahashi FS-78
ü   Montura Orion Sirius EQ-G. SkyScan.
ü  CCD Luna 6.0 C.
ü  Sistema autoguiado con CCD Luna QHY5 mono.
Datos astronómicos del objeto fotografiado:


NGC 7000 es una nebulosa de emisión en la constelación de Cygnus, situada cerca de Deneb (α Cygni), que también recibe el nombre de Nebulosa Norteamérica. La región central oscura se denomina El Golfo de México, ya que en algunas placas astronómicas de hace muchos años se parecía a esa región de la Tierra.

NGC 7000 es una nebulosa grande que cubre un área equivalente a la luna llena, pero su bajo brillo superficial hace que normalmente no sea visible a simple vista (sin embargo, en una noche oscura y con ayuda de un filtro UHC puede verse sin ayuda óptica). NGC 7000 y la cercana Nebulosa Pelícano (IC 5070) forman parte de la misma nube interestelar de hidrógeno ionizado (región HII). El área oscura del centro es una región muy densa de material interestelar que se encuentra delante de la nebulosa y que absorbe la luz de la misma, dando al conjunto su forma característica.
No se conoce con precisión la distancia que nos separa de NGC 7000, ni la estrella responsable de la ionización del hidrógeno que produce la emisión de luz. Si, como algunas fuentes señalan, Deneb es la estrella que ilumina la nebulosa, la distancia de NGC 7000 a la Tierra sería del orden de 1800 años luz.
Las estrellas han calentado el gas que las rodea a una temperatura del orden de 6 millones de grados Kelvin, haciendo que emitan grandes cantidades de rayos-X. El cúmulo de estrellas es visible con binoculares y puede apreciarse muy bien con un telescopio pequeño. La nebulosa en cambio es más difícil de detectar visualmente, y requiere de un telescopio con un bajo aumento. Es necesario un cielo oscuro, sin polución luminosa, para la observación. El color rojo no se detecta visualmente, aunque sí en las imágenes fotográficas. Este típico color rojo de las nebulosas es producido por la emisión de los átomos de hidrógeno a través del fenómeno conocido como fluorescencia.
Nota Importante: los comentarios de datos astronómicos de los objetos fotografiados, contenidos en este Blog, están tomados de las siguientes fuentes de información:a) Fuente principal: Wikipedia, la Enciclopedia Libre (versión española). B) Fuentes complementarias: Observar el Cielo (Vol.I y Vol.II, David H.Levy); Fotografiar el Cielo (Vicente Aupi); Guía del Firmamento (Jose Luis Comellas); Guía de Campo de las Estrellas y los Planetas de los Hemisferios Norte y Sur (Jay M.Pasachoff); Manual de Observación y fotografía astronómica (Jean Lacroux y Denis Berthier).C) Fuentes y comentarios propios.

No hay comentarios:

Publicar un comentario